La tradición no se pierde y la Virgen de Rus estará en San Clemente por cuarenta días

San Clemente vivió ayer su día grande de manera muy especial, debido a las circunstancias de la pandemia.

La tradición no se pierde y la Virgen de Rus estará en San Clemente por cuarenta días

Los sanclementinos ya disfrutan de la presencia de su patrona la Virgen de Rus, a pesar de no poder celebrar su tradicional romería debido a la pandemia. Con este son dos años ya sin poder disfrutar de esta celebración declarada de Interés Turístico Regional, que congrega en el municipio a más de 10.000 personas cada año.

La imagen llegaba al municipio el sábado por la noche, y el domingo a las 12 de la mañana el obispo de Cuenca, monseñor José María Yanguas ofició una misa solemne en la Parroquia de Santiago Apóstol, en honor a la patrona.

Al acto asistieron el presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Álvaro Martínez Chana; la delegada de la Junta en Cuenca, Marian Martínez; el secretario primero de la mesa de las Cortes, Ángel Tomás Godoy;  el senador por Cuenca, Alfonso Escudero; la delegada de la Junta de Bienestar Social, Amelia López; los diputados provinciales Trinidad Albendea y José Luis Fernández y el alcalde de Villar de la Encina, Santiago Vieco.

La ceremonia fue muy emotiva, por contar con la patrona del municipio después de una año tan duro para los sanclementinos, por el gran fervor que se profesa a la Virgen de Rus, en San Clemente y comarca.  La ceremonia litúrgica contó con el coro parroquial y con la participación de la Agrupación Musical San Clemente de La Mancha, que emocionó especialmente a los asistentes, haciéndolos vibrar al interpretar los pasodobles que tan característica hace la fiesta de la romería de la Virgen de Rus.

La Diputación concede una ayuda de 75.000 euros a San Clemente para actuar en distintas instalaciones deportivas

La Diputación de Cuenca ha concedido una ayuda de 75.000 euros al Ayuntamiento de San Clemente dentro del Plan de Instalaciones Deportivas, el consistorio presentó un proyecto de 127.000 euros para actuar en varios espacios de titularidad pública, donde se podrá invertir en los próximos meses gracias a la ampliación del presupuesto que llevó a cabo el equipo de Gobierno a finales del año pasado.

El presidente, Álvaro Martínez Chana, se ha reunido en el despacho provincial con la alcaldesa sanclementina, Charo Sevillano, y le ha reiterado el compromiso del Gobierno provincial con los municipios conquenses, tal y como demuestra la diligencia con la que se ha trabajado en este Plan de Instalaciones Deportivas, “era un proyecto para acometer a lo largo de la legislatura, pero ante la difícil situación económica y con el objetivo de dinamizar la economía, mientras ayudamos a los consistorios, hemos puesto financiación para llegar a los 210 proyectos presentados”.

Este proyecto va a ser muy importante para los vecinos y vecinas de San Clemente, ya que va a permitir llevar a cabo mejoras que llevaban tiempo reclamando en el polideportivo como son la cubierta del pádel, un marcador electrónico en el campo de fútbol o poner pavimento en la pista de atletismo; en este sentido, Martínez Chana ha señalado que estas infraestructuras mejorarán la oferta de ocio que ofrece la localidad, a la vez que incentiva estilos de vida saludables entre la población, sobre todo la más joven.

Por su parte, la primera edil de San Clemente ha agradecido al presidente su predisposición y su compromiso con su pueblo y ha reiterado de que estas obras puedan llevarse a cabo lo antes posible porque “son verdaderamente necesarias”.

Además, en esta reunión de trabajo también se han puesto encima de la mesa otras inversiones que está recibiendo la localidad de San Clemente, ya que, a través del convenio de colaboración entre la Diputación de Cuenca y el Obispado, se están acometiendo sendas intervenciones en el convento de las Clarisas y en el convento de los Padres Franciscanos por valor de 130.000 euros

Por un lado, el proyecto de intervención en las Clarisas se produce como complemento de la rehabilitación de zonas deterioradas tanto en la fachada como en la cubierta, se llevará a cabo en el interior y en el exterior del templo, con el objetivo de evitar desperfectos futuros más preocupantes derivados del estado actual. Por otro lado, también se va a complementar la rehabilitación de la estructura y la cubierta de la Iglesia del convento de los Padres Franciscanos que se encuentra muy deteriorada, cercana al colapso con humedades y filtraciones generalizadas. En definitiva, Martínez Chana ha calificado estas actuaciones como “muy necesarias” que vienen a cuidar uno de los municipios manchegos que tienen un patrimonio más rico y amplio.