El bando informativo es una medida principalmente sanitaria y cívica, y forma parte de un plan de medidas de bienestar animal para fomentar la adopción de mascotas y penar, precisamente, el abandono

  • Los restos de alimentos y enseres, que algunos vecinos depositan en aceras o calzadas, suponen un problema de suciedad y putrefacción y son un foco de insectos que ha provocado quejas y derivan en plagas como pulgas o chinches con el consecuente peligro de infecciones
  • Marisol Herrera: “Adoptar es uno de los métodos más gratificantes de responsabilizarse con los animales abandonados en la calle por desalmados”. “Mis hermanas y yo recogíamos gatos pequeños que encontrábamos abandonados en la zona de ‘obras públicas’
  • El bando municipal solo contempla limitar un hábito que actualmente conlleva ensuciar las calles de manera sistemática, durante todo el año, y en numerosos puntos de la localidad distintos

San Clemente, 26 de febrero de 2019. Desde el consistorio sanclementino se quiere aclarar el último bando municipal sobre la alimentación a gatos en nuestro municipio. Este bando no multa la alimentación a gatos, solo limita que esta práctica se haga en la vía pública. Es decir, se trata de evitar que algunos vecinos depositen restos de comida y envases en numerosos rincones de calles y aceras de nuestro pueblo de una manera sistemática.

Una práctica nada cívica que algunas personas realizan sin limpieza ni cuidado y, en lugar de hacerlo en el interior de sus patios o corrales, supone la proliferación de restos orgánicos por numerosos rincones de nuestro pueblo.

Numerosos puntos que transcurridas unas horas suponen decenas de focos de insectos, pequeños animales y putrefacción. Esta práctica incívica por la suciedad que supone puede conllevar peligro de infecciones y molestias a muchos vecinos que encuentran enseres, plásticos, cajas y envases vacíos y sucios en mitad de las aceras, plazas o calles de manera habitual.

Un bando que lejos de cuestionar la alimentación de los animales, busca precisamente el bienestar de todos; especialmente de nuestras mascotas para las que desde hace tiempo en San Clemente existe diferentes iniciativas para luchar contra el abandono de perros y gatos.

El bando municipal no debe ser malinterpretado; limita las multas a la alimentación en la vía pública, no pena en sí la alimentación a animales sin dueño. Una interpretación errónea que ha llevado a algunas personas a deducir que este Ayuntamiento y personalmente su alcaldesa, no protegían ni respetaban a los animales. Unas acusaciones muy alejadas de la realidad y los compromisos con el Medio Ambiente, la protección y el bienestar animal que el consistorio ha realizado desde hace años.

Un plan de medidas contra el abandono

De hecho, esta medida forma parte de un plan para mejorar la situación de estos animales salvajes y/o abandonados en nuestras calles o entorno. Una medida principalmente sanitaria y cívica, para prevenir situaciones insalubres y molestias de suciedad a vecinos y visitantes de San Clemente.

Una acción que no prohíbe la alimentación a los animales, que no limita que quien lo desee y tenga esa responsabilidad, ofrezca alimento a los animales sin hogar, pero deben realizar esa alimentación de una manera ordenada, lógica y que no moleste al resto de vecinos.

Dentro de las acciones en materia de bienestar animal que prepara el Ayuntamiento hay varias líneas de actuación; principalmente fomentar y encauzar la adopción de perros y gatos abandonados en nuestro entorno.

Fomentar la Adopción

“Adoptar es uno de los métodos más gratificantes de responsabilizarse con los animales abandonados en la calle por desalmados”. “Mis hermanas y yo recogíamos gatos pequeños que encontrábamos abandonados en la zona de ‘obras públicas’ y son un imán de cariño”, confiesa la alcaldesa Marisol Herrera quien afirma “soy amante de los animales desde siempre, pero os puedo asegurar que dejar restos de comida en la vía pública puede ser peligroso incluso para ellos.”

 “No se les debe ofrecer comida húmeda y, desde luego, no se les debe alimentar con restos de nuestra comida. El alimento húmedo atrae insectos, ratas y otras plagas; y los restos de comida humana pueden resultarles tóxicos o perjudiciales a muchos gatos. Provocando incluso algún problema de salud pública en las zonas en los que viven sin los cuidados adecuados.” Herrera insiste en el empeño del Ayuntamiento en fomentar la adopción, “si realmente se les quiere ayudar es fundamental sacar a estos animales de las calles para darles un futuro mejor, dándoles un hogar y adoptándoles.”

“Actualmente los protocolos para la adopción de animales abandonados han cambiado y las instituciones tenemos para facilitar todo lo posible que la gente pueda adoptarlos y darles cariño, ya que han tenido la mala suerte de ser abandonados.”

 

 

 

Comparte esta información:
FacebookTwitterWhatsAppEmailPinterest