Este domingo San Clemente volvió a vivir una intensa jornada llena de devoción y fervor en sus calles. La desapacible meteorología no mermó la fe de los sanclementinos que se echaron a la calle para arropar a la Virgen de los Remedios en su marcha al Santuario de Rus y en su traslado a San Clemente de la Virgen de Rus en su día grande.

Miles de sanclementinos y visitantes se desplazaron al Paraje de Rus y salieron a las calles de San Clemente en una jornada de muchos sentimientos.

Al filo de las 3 de la tarde, como es tradición, la Virgen de Rus entraba ‘a la carrera’ en el convento de las carmelitas.

Ya por la noche en su procesión de gala, la Virgen llegó a hombros de los portadores hasta la Parroquia Santiago Apóstol donde permanecerá 40 días hasta el Día de Rus.

 

Comparte esta información:
FacebookTwitterWhatsAppEmailPinterest