La Diputación de Cuenca, tal y como era su compromiso, ha dado un paso más para convertir muy pronto el convento de los Padres Franciscanos de San Clemente en una hospedería turística para sumar a la oferta de la localidad y para suponer un revulsivo no solo en cuanto al alojamiento, gastronomía y el turismo de nuestro pueblo, si no también como creador de empleo y riqueza para San Clemente y comarca.

Dentro del presupuesto de 2 millones de euros, por un valor de 104.500 euros se ha firmado el proyecto que avanza en la línea marcada para lograr no solo salvar de la ruina arquitectónica a este emblemático convento sanclementino, si no para convertirlo en un valor a explotar y dimensionar. Una finca de unos 3.500 metros cuadrados y que gracias a la Diputación de Cuenca tendrá una nueva vida.

El presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto, y el representante de Ama Estudio de Arquitectura, Luis Moreno, han firmado este jueves por importe de 104.500 euros (IVA incluido) el contrato de redacción del proyecto de rehabilitación como hospedería del antiguo Convento de Padres Franciscanos de San Clemente, así como la dirección facultativa de las obras de ejecución, que cuentan con un presupuesto de 2 millones de euros.

Rúbrica que Prieto no ha dudado en calificar de “buena noticia” tanto para San Clemente como para su comarca. Y es que, a su juicio, se trata de un paso muy importante hacia la materialización de un proyecto hotelero que, con en torno a medio centenar de plazas, vendrá a reforzar el ya de por sí notable potencial turístico de esta localidad, con su rico y variado patrimonio histórico-artístico, sobre todo renacentista, y, como no, de su bella comarca, con puntos de interés como Belmonte, Villaescusa de Haro, Villanueva de la Jara, Sisante o Mota del Cuervo, entre otros muchos.

Pero, en su opinión, también es una “buena noticia” para la provincia, porque con la firma de este contrato se avanza, y mucho, en un proyecto de la Diputación de mayor envergadura, que ya emprendiera el pasado ejercicio con la adquisición de una serie de inmuebles y que no es otro que una red provincial de hospederías, de la que, además de San Clemente, formarán parte Huete, Moya y Uña, viéndose complementada con el futuro balneario de Yémeda.

Una apuesta, tal y como ha recalcado, por poner en valor el patrimonio de la provincia como motor de desarrollo económico y revulsivo del tejido empresarial en torno a un sector con tanto potencial como es el turístico; todo ello en aras de afrontar el reto demográfico de la despoblación y propiciar el afianzamiento de los habitantes en el territorio.

Es por ello que no ha ocultado su satisfacción por la rúbrica de este contrato que, según ha explicado, establece para el adjudicatario el 26 de abril como fecha límite para entregar el proyecto de rehabilitación ya redactado, lo que permitirá iniciar inmediatamente después la licitación de las obras propiamente dichas, que cuentan con un presupuesto inicial de 2 millones de euros.

Comparte esta información:
FacebookTwitterWhatsAppEmailPinterest